ENAMORADAS DE LOS ZAPATOS!!!

A finales del siglo XX el calzado para la gran mayoría de mujeres cumplía un papel utilitario en el día a día. Los zapatos se consideraban un lujo, por lo que un nuevo par representaba los momentos importantes de la vida, como: pasar de la adolescencia a la adultez en unos tacones o caminar en los zapatos blancos el día de tu boda.

En los años 80 Imelda Marcos escandalizó el mundo con su colección de más de 1000 zapatos, revelando así públicamente el sueño que todas las mujeres manteníamos en secreto.

Luego en los 90, Sarah Jessica Parker revelaba sin pudor su amor por los zapatos y el poder que le conferían los tacones cuando su ánimo estaba bajo. Sex and the city nos liberó de los sentimientos de culpa y le dio a los zapatos el protagonismo que merecían en el mundo de la moda.

La industrialización seguida del boom económico de la segunda postguerra, les dio a las mujeres el poder adquisitivo y con ello la posibilidad de tener más de un par de zapatos y comenzar a explorar la fascinación al ritmo de la moda e incluirlos en su estilo de vida. Sin embargo fue Hollywood la que redescubrió el “zapato-fetiche” y Ferragamo se encargó de liberar la creatividad y poner a los pies de las divas más sensuales e icónicas estas piezas.

El zapato, que irónicamente viste la parte más extrema de nuestro cuerpo, tiene un efecto simbólico y de dominio, el cual afecta la manera en que caminamos por el mundo.

El calzado tiene el poder de modificar nuestra actitud, así como un tacón para empoderar, un tenis para sentirnos dinámicas y jóvenes, unas sandalias para crear un aura de sofisticación. Cada mujer se comunica a través de sus zapatos.

El poder de los zapatos se extiende en la capacidad de reinventar los outfits y las prendas más básicas. Dándole un toque de inflexión al look más serio y otorgándole una pieza de moda, ya sea atrevido o conservador a nuestros closet.
Las verdaderas coleccionistas hemos hecho de nuestros zapatos una fuente de alegría e inspiración. ¿Cuántas mujeres no marcan sus historias y recuerdos según los zapatos que usaron en esos momentos especiales?

Ninguna olvida como fue jugar con los tacones de mamá y escondernos en los clóset para medirnos los zapatos ajenos e imaginarnos en otros mundos. Las verdaderas coleccionistas cuidamos y amamos nuestros zapatos porque sabemos que son la mejor inversión para nuestra alma fashionista.

“Shoes transform your body language and attittde. They lift you physically & emotionally”. Christian Louboutin 

No tags 0